domingo, 15 de mayo de 2016

Comer Saludable - Menús para diabéticos tipo 2

El hecho de tengamos menús para diabéticos tipo 2 no significa que tengamos que renunciar a las cosas que más amamos, todavía se puede disfrutar de una amplia gama de alimentos. La mejor dieta para la diabetes es un menú que este bien equilibrado, y que incluya una variedad de hidratos de carbono saludables, grasas y proteínas.
El truco para este acto de equilibrio es la elección de la combinación adecuada de alimentos que le aportaran un equilibrio en el contenido de azúcar en la sangre dentro de los límites deseados y evitar grandes oscilaciones que puedan causar síntomas de la diabetes. Como lo son:

  • Sed frecuente que produce la fatiga por la falta de azúcar en la sangre
  • Mareos
  • Dolores de cabeza
  • Cambios de humor
  • Y los bajos niéveles de azúcar en la sangre


Los fundamentos de los Menús para diabéticos tipo 2

Para seguir una dieta saludable, lo primero que hay que entender cómo los diferentes alimentos afectan el nivel de azúcar en la sangre. Los hidratos de carbono, que se encuentran en los cereales, leche, frutas, pasta, pastas, frutas, dulces  y vegetales ricos en almidón, estos se descomponen en glucosa mucho más rápido que otros tipos de comidas, lo que eleva los niveles de azúcar en la sangre. Las proteínas y las grasas no impactan directamente en ella, pero ambos deben ser consumidos con moderación.
Para alcanzar el objetivo de nivel de azúcar idóneo, se tienen que consumir una variedad de diferentes alimentos, pero tenemos que tener cuidado con las cantidades de alimentos con alto contenido de carbohidratos. Ya que los productos alimenticios con carbohidratos poseen un marcado impacto en los niveles que presentan el azúcar en nuestra sangre. Esto es por qué algunas personas con diabetes consumen sus carbohidratos en las comidas y también en los aperitivos.


Recomendados y No – recomendados alimentos en los Menús para diabéticos tipo 2

Al disponerse a servir el plato en cada comida, he aquí una guía útil a tener en cuenta: Llene medio plato con verduras sin almidón. Complementar la comida con otras opciones saludables - granos enteros, semillas, nueces y las proteínas magras, productos lácteos bajos en grasa, y pequeñas porciones de frutas frescas y grasas saludables. El azúcar debe ser limitado.

Esto es lo que necesita saber acerca de cómo elegir las mejores opciones de cada grupo.

Proteína

La Asociación Americana de Diabetes (ADA) recomienda proteínas magras bajas en grasas saturadas, como el pescado o el pavo preferiblemente. Consumir de dos o tres porciones de mariscos cada semana; algunos pescados, como el salmón, tienen la ventaja añadida de que contiene grasas omega-3 saludables para el corazón. Para una fuente de proteína de origen vegetal, se puede experimentar con una buena variedad de frijoles. Los frutos secos, contienen proteínas y grasas saludables, son también una gran opción, simplemente hay que cuidar el tamaño de las porciones, ya que son muy altos en calorías.
Los fiambres procesados ​​y perros calientes tienen altas cantidades de grasa, junto con una gran cantidad de sodio, que pueden elevar el hecho de sufrir de presión arterial alta. Un infarto de miocardio y un accidente cerebrovascular estas son las frecuentes complicaciones de la diabetes, asi que hay que mantener la presión arterial bajo control, esto es importante.

Granos

A la hora de elegir granos, asegurarse de que estén correspondientes a los cereales integrales como el arroz salvaje, la quinua, y panes y también  cereales integrales que contengan fibra, lo cual es beneficioso para la salud digestiva. Los granos enteros también contienen vitaminas saludables, minerales y fitoquímicos.
La harina blanca que es refinada no contiene los beneficios iguales  para la salud como los granos enteros. Los alimentos que se procesan y están ​​hechos con harina blanca incluyen cereales para el desayuno, el pan blanco y pasteles, así que en la medida de lo posible no consuma estas opciones. Además, trate de mantenerse alejado de arroz blanco y la pasta.

Lácteos

Con tan sólo 6 a 8 gramos de carbohidratos en una porción es suficiente,  el caso del yogur natural sin grasa es una opción saludable de lácteos y además versátil. Usted puede agregar algunas frutas frescas y disfrutar de un rico el postre o el desayuno; se puede utilizar en recetas como un sustituto de crema agria, que es alta en grasas saturadas.
Es necesario evitar todos los productos lácteos con altos porcentajes en grasa y leche con chocolate y los que están envasados.

Vegetales

Como mencionamos anteriormente las verduras sin almidón, como son las verduras de hoja verde, brócoli, coliflor, espárragos y zanahorias son bajos en carbohidratos y altos en fibra y otros nutrientes. Se puede comer verduras sin almidón en abundancia, la mitad de su plato preferiblemente tienen que tener estos vegetales. Si estás deseando puré de batatas, puré de coliflor esta es una oportunidad de consumirlo.
Se pueden consumir pequeñas porciones y no a diario los vegetales con almidón como el maíz, papas y guisantes. Estos alimentos son nutritivos, pero deben consumirse con moderación.

Fruta

La fruta fresca puede vencer el deseo de dulces mientras que proporciona fibra y muchos antioxidantes. Las bayas son una buena opción porque los tamaños de las porciones recomendadas son típicamente generoso, lo que puede hacer que te sientas más satisfecho.
Evitar el azúcar añadido mediante el consumo de las frutas en conserva de almíbar, y ser conscientes de que los frutos secos tienen una concentración muy alta de azúcar. Además, los zumos de frutas se deben consumir con moderación, ya que son altos en azúcar y no tienen los nutrientes que la fruta entera.

Grasas

Algunos tipos de grasa en realidad ayudan a proteger el corazón. Elija las grasas mono - saturadas que se encuentran en los aguacates, en las almendras y las nueces o las grasas polii - saturadas que se encuentran en las nueces y el aceite de girasol, que pueden ayudar a reducir el colesterol malo.

Las grasas que son saturadas elevan el colesterol malo, así que limite la mantequilla, queso, salsa, y los alimentos fritos. Es necesario que mantenga todas las calorías que vienen de grasas saturadas a menos del 10 por ciento de su ingesta diaria total. Las grasas que son trans son más terribles que las grasas saturadas, por lo que hay que evitarlas tanto como sea posible. Revise bien el término "hidrogenado" en las etiquetas de los productos que son procesados, tales como los aperitivos envasados, productos de panadería y galletas. Hay que comprobar la lista de ingredientes de las etiquetas para asegurarse de que no está hecho a base de aceites parcialmente hidrogenados

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Destacado de La Semana