sábado, 11 de marzo de 2017

COMO LAS EMOCIONES PUEDEN DAÑAR FÍSICAMENTE NUESTRO CUERPO

Ser una persona demasiado emocional puede a veces traerte problemas. Pero ya no psicológicos por sufrir demasiado, o sentirte demasiado afectado/a por una situación en particular, sino también físicamente, atacando directamente a tu cuerpo y tus órganos interiores. Es muy importante controlar las emociones, pero también es muy pero que muy difícil alcanzar ese autocontrol pues, alguien que llora con facilidad -y es consciente de ello- pero sigue haciéndolo una y otra vez a lo largo de los años, se vuelve muy difícil de rectificar ese comportamiento. Como quien lleva arrastrando el sobrepeso a lo largo de su vida, sabiendo que es malo para su salud, y que debería de adelgazar, pero aún así come y come, y no deja de comer.

Meditando es una forma de controlar esas sensaciones y sentimientos en ocasiones demasiado fuertes. Y quizás, si te enseñamos lo que causa cada emoción, querrás poner algo de tu parte para no acabar dañándote tu alma, sino también tu cuerpo físico:

ENFADO: Si te enfadas debilitas tu hígado cada vez más. Pudiendo desarrollar grandes problemas si no pones remedio a tu vida psicológica.

SHOCK: Sentir shocks en tu vida debilita tus riñones y tu corazón. Por eso, muchas personas mueren de ataques al corazón totalmente imprevisibles, sin enfermedades cardiovasculares en su historia médica, sólo por el shock a una fuerte experiencia que le ocurre en ese momento y por la que el corazón se bloquea causando la muerte.

MIEDO: Sentir miedo constante debilita tus riñones. Pensar en miedos constantes, o incluso pensar demasiado en el futuro puede causarte ansiedad, y esta afectará al comportamiento de tus riñones, al ying, al yang, y al qui según la medicina tradicional china que, lleva miles de años acertando en cuanto a este tipo de problemáticas. Podrías incluso, desarrollar una enfermedad crónica de riñones debido a vivir en constante estado de miedo.

PREOCUPACIÓN: Cuando estás preocupo/a afectas directamente al estomago. Por eso, a veces con los nervios, sentimos malestar en la barriga, por ejemplo antes de subir a un avión hay gente que preocupada por el “qué pasará” necesita acudir con urgencia al baño del aeropuerto. Es increíble como un estado mental es capaz de alterar el estado físico de un órgano nuestro.

TRISTEZA: Sentirse demasiado triste afectará para mal a nuestros pulmones, incluso nos hará sentir más cansados a lo largo del día, pudiendo incluso llegar a desarrollar fatiga crónica y acabar en una depresión con muchísima facilidad

ESTRÉS: El estrés debilita a nuestro corazón y a nuestro cerebro. Dos órganos que por nada del mundo quisiéramos alterar para mal. Por ello cada vez más personas intentan meditar, no por moda, sino por salud. Hoy en día quién no sufre estrés en el mundo en el que vivimos? Paz y tranquilidad interior son la solución.


Puedes ver el Texto animado aqui:


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Destacado de La Semana