martes, 14 de marzo de 2017

Los Complejos - ¿Eres una Mujer Acomplejada?

Quien más y quien menos tiene algún complejo que le amarga la existencia. Según la RAE, un complejo es "un conjunto de ideas, emociones y tendencias generalmente reprimidas y asociadas a experiencias del sujeto que perturban su comportamiento".


Generalmente, los complejos están ligados a algún problema de autoestima. Y hay complejos de todo tipo, algunos son comunes y bien conocidos y otros nos sorprenderán. Pero todos los complejos se pueden superar y nosotras estamos decididas a dejar de ser acomplejadas.

Tipos de complejos


Los complejos físicos son los complejos más habituales. Están relacionados con el aspecto físico y entre los más frecuentes están el complejo de nariz grande, el complejo de gorda, el complejo de alta o de baja, el complejo de poco pecho, el complejo de culo grande, el complejo de orejas grandes, el complejo de tener alguna verruga o incluso el complejo de arrugas. Pero hay más.

Los complejos psicológicos son más difíciles de detectar que los físicos, pero son también muy habituales. El complejo de inferioridad o el de superioridad van de la mano de graves problemas de autoestima. Pero también tenemos procesos psicológicos más complicados que dan lugar al complejo de Edipo, al complejo de Electra, al complejo de Peter Pan, al complejo de Cenicienta o al complejo de Münchausen.

En determinadas personas nos podemos encontrar con complejos sociales que surgen de la inseguridad por no seguir los estereotipos sociales. De esta manera, hay personas que tienen el complejo de ser madre soltera o el complejo por no ser madre. Pero también el complejo por no tener estudios, el complejo por estar soltera o el complejo por ser mayor.

Cómo superar los complejos


Los complejos se pueden superar, pero requiere tiempo y esfuerzo. Cuando el complejo está empezando a afectar la vida de la persona que lo padece, cuando está causando problemas en su trabajo y en sus relaciones sociales, el complejo debe ser tratado por un psicólogo. Generalmente la terapia cognitivo conductual es la que recompone las pautas de comportamiento más saludables, pero el tratamiento depende del tipo de complejo que sea.

Para los complejos del día a día, es decir, para superar todos esos defectos que nos convierten en unas acomplejadas, basta con mejorar la autoestima, con aprender a aceptarnos y con lograr valorarnos según nuestro propio criterio y no según el criterio impuesto por los demás. Los complejos físicos, a pesar de ser los más evidentes, son los más fáciles de superar. Está en nuestras manos dejar de ser unas acomplejadas.

Fuente diariofemenino

Puedes ver la noticia animada aqui:


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Destacado de La Semana